Vuelta a clases: mochilas, cómo evitar dañar la espalda

La carga excesiva durante un tiempo prolongado puede condicionar la postura y dañar la columna. La sobrecarga de los huesos durante el proceso de crecimiento en los niños puede traer severas consecuencias a futuro. 

Los niños a menudo imploran y abogan por la mochila más cool para comenzar las clases, pero los padres deben considerar algo más que la apariencia antes de de darles el gusto. Pero muchas veces aquellas más “a la moda” pueden ser poco prácticas y poner en riesgo su salud.  El peso de las mochilas que los más chicos llevan a diario a clases se incrementa con el correr del año. A la lista de útiles escolares con que inician el ciclo lectivo se suman cada vez más libros, fotocopias y carpetas que se engrosan como resultado del trabajo realizado.   Lo cierto es que el exceso de peso es un problema grave, ya que los huesos en esa edad se encuentran en proceso de crecimiento. “La carga excesiva en la espalda puede condicionar la postura. Hoy en día los chicos llevan bastante peso y lo recomendable es reducir el tiempo en que llevan ese peso en los hombros”, destacó a Infobae el doctor Andrés Ferrero, director del Programa de Escoliosis del Hospital de Clínicas y resaltó que “en caso de llevar la mochila al hombro, lo que se recomienda es que el peso no supere el 10 a 15% del peso corporal, de acuerdo a la edad, constitución y estado físico de cada uno”.  

"un modo correcto de usar la mochila es calzada sobre los dos hombros", aunque admitió que "en líneas generales se tiende a lateralizar y cargar el peso en un solo lado y eso probablemente deforma la columna".  En ese sentido, una alternativa que sugirió el especialista es el uso de lockers en las escuelas. “Sería la herramienta ideal para que los niños puedan dejar los libros o útiles más pesados y llevar a casa únicamente el cuaderno de tareas por ejemplo -analizó-. Otra opción sería perfilar los libros y que lleven las unidades que van a trabajar”.

Recomendaciones para no olvidar

1- El tiempo óptimo para llevar la mochila es de 15 minutos.  

2- Usar ambas correas, para evitar sobrecargar uno de los hombros. Esto reparte equitativamente el peso.  

3- La mochila ideal es aquella que descansa y se adapta a la curva de las vértebras dorsales y termina por encima de la zona lumbar unos 5 cm, evitando cargar dicha zona.  

4- Al levantar la mochila, como cualquier otro peso, debe hacerlo flexionando ambas rodillas.  

5- Es importante llevar en la mochila sólo lo necesario para cada día.

Comments (0)

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para Comparar

Este sitio web utiliza cookies para mejor el servicio y tu experiencia de usuario. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.